lunes, 5 de marzo de 2012

La Fabula del Hongo

La Fabula del Hongo y el Caracol

02/03 - 08:13 Estaba dando vueltas por el verde pasto del jardín luego de copiosas lluvias, hasta que una mañana con mucho rocío observo un raro montículo blanco, que será me pregunté sorprendido, alguien que habrá dejado su pelotita de Golf lista para el primer tiro, pero si esta es mi habitad y nunca he visto aquí la práctica de este deporte, si comienzan a hacerlo estaré en problema porque si me agarran con un palo me mudarán de un golpe unos cientos de metros y no vayan a hacer hoyo en uno, si es así estaré perdido. Mejor me alejo, me voy al un lugar fresco porque el sol está pegando fuerte ya.


03/03 – 08:08 A la otra mañana, curioso y casi si poder toda la noche ante extraño mundo que se había incorporado a mi jardín decidí explorarlo un poco más de cerca, para mi sorpresa ya era más grande y había cambiado su forma, ahora tenía un paraguas, a lo que ni lerdo, va un poco más rápido de lo normal de mi paso, ni perezoso y sin miedo, ya que ante cualquier adversidad o imponderable mi casita portátil me protegería.


03/03 - 13:12 Una vez debajo de él, pude observar que sería una excelente sombrilla y me permitiría ponerme a reparo del sol en mis largos y lentos recorridos por el jardín, decidí descansar un rato para luego continuar con mi derrotero matinal.


04/03 - 13:03 Al otro día, aun más sorprendido, creció más, hasta donde nos invadirá este intruso monstruo blanco, ya no conforme con tomar sombra decidí tomar las riendas en mis manos y tomé coraje y decidí montarlo, difícil fue treparlo, pero allí esta yo, en la cima de un nuevo mundo blanco, un poco áspero, casi como los cráteres lunares que veo en noches brillantes de Luna llena.



04/03 – 11:07 Que bello panorama tengo desde aquí, pero admitirlo, un poco de miedo tengo, no será una trampa que me están tendiendo, lo he visto cambiar de forma y crecer de un día para el otro, no me devorará o desde alguno de sus cráteres no saldrá una lava venenosa, mejor me voy, mejor me tiro desde arriba, mi casita y el pasto amortiguará mi caída libre.



Datos de la realización: Tuve que poner una protección del hongo ante las corridas, juegos y revolcones de mis queridas perras. Esta es la textura ampliada para su apreciación de él, el primer día que lo descubrí.

3 comentarios:

De La Paz Para La Madre Tierra dijo...

Lo volví a leer despues de unos días, y me reí mucho, está genial todo, las fotos y el cuento..ese caracol es mi hermano gemelo, tan osado, tan en su casita, tan viajero y tan investigador, no se le pasa nada por alto...ni por bajo..todo un señor de su jardín!!!!
Y ese intruso, quien se cree con su textura tan blanca y sofisticada...se cree la Luna acaso?????

Felicitado de nuevo!!! Se nota que Marga dió buenas clases de composición literaria, ademas!!!

Marycri dijo...

estupendo cuento y fotos, quién será el que inventó el dicho "Más solitario que un hongo" si siempre tiene companía? y hace tanto a la naturaleza?
Gracias por compartir todo lo tuyo, sos un capo.
Besos

Lilia Elba Carcagno dijo...

Que historia tan sencilla y tan atractiva. Me encanto.

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic