viernes, 12 de octubre de 2012

El Dolor del Gran Capitan

Era muy chiquito y  no lo recuerdo, pero mis padres me cuentan que viajé en el Gran Capitán desde Federico Lacroze a Posadas. Un largo viaje pero muy seguro, muchas veces me repetí a lo largo de estos años debo repetir y documentar nuevamente esta historia.

 En estos últimos años viaje en mi auto a la par de los surcos generados en la Tierra por sus vías. Las contemplaba a la par mía, como si fuera una guía.

En más de una oportunidad quise fotografiar, sus vías, sus estaciones.
 Esta vez me di el gusto, quizá ese temor de que un día desaparezcan bajo los yuyos y se pierdan debajo de los arboles generó acelerar mis pasos para documentarlo.

Estaba entre Virasoro y Santo Tomé, las vías a no más de 50 metros a la par de la ruta, un gran zanjón en el medio, era mi barrera.
 Paré, me puse las botas y a paso firme lo atravesé. Juncos y pastos quemados de casi mi altura tiznaron mis brazos y piernas, hasta algún arañazo como recuerdo. Que todos, luego miraban en mis paradas futuras. Esas marcas me acompañaron hasta casa, como señal para este guerrero de los caminos.
 Trepé la lomada, me paré en el medio, mirando al Norte, retraté su paso antes que se conviertan en ruinas, como las Jesuíticas. Hasta una veloz iguana parecía usar las vías como carretera en su huida de mi presencia. Ella asustadiza no quiso ser retratada.
 Realicé este documento unos kilómetros más adelante. En esta oportunidad tuve que saltar dos alambrados y escalar un zanjón aun más profundo, pero en esta oportunidad sin agua. Parado sobre la vías un sonido escuchaba, no era la bocina del tren, eran los pájaros de los arboles que celebraban mi presencia.
Llegando a Santo Tomé, tomo valor e ingreso a la ciudad, importante en la vida correntina, por cierto. Por un camino de tierra casi a la par de las vías me acerco a la vieja Estación.

Realizó muchas capturas fotográficas, pero en esta oportunidad comparto esta dos. La de unos vagones descarrilados, esperando que alguien los rescate o que la maleza tape el abandono del hombre y los oculte de la vergüenza.
Luego unos cuantos kilómetros al sur, ya en el pueblo de La Cruz, procedí de la misma manera. El testimonio, un durmiente quebrado. Pero también, debo decirlo, con un poco más ánimo me retiré, había algunos nuevos y grasa nueva en algunos mecanismos en los cambios de vías.
Estás dos estaciones, serán reflejas en próximos capítulos, con el relato del Guarda Estación.

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic