lunes, 23 de enero de 2012

El Hombre de la Bicicleta


Estaba recorriendo la ciudad, en dicho momento frente a Sociedad Italiana, cuando escucho las campanas de la Iglesia que se encontraba  a un poco más de 100 metros de allí, largo todo y me dirijo sin dudarlo.
Ingreso a la Plaza, que como era previsible tenía una estatua de quien lleva el nombre la ciudad, del General Belgrano, miro, me ubico, busco foco y entre esas miradas observo a un hombre con su bicicleta sentado en un banco de plaza, a un lateral de la Estatua. Ambos nos dimos cuenta de nuestra presencia, él seguramente me vio a un extraño con cámara en mi y yo desde luego a él como alguien más en la plaza.

Doy vueltas y vueltas y como cosas del destino el mejor foco era sin lugar en línea recta entre el hombre y la estatua, que hago daba vueltas en mi cabeza. Me alejo hacia atrás, donde un bella fuente se ubicaba, realizo una tomas, pero no había duda, el mejor foto era donde él se encontraba, casi sobre él realizo un foto, apenas atrás de él otra.
Ambos, nos dimos cuenta, que nos generábamos cierta molestia, sana por supuesto hacia mi, pero a él, nunca lo sabré de su boca, pero de su Corazón sin dudarlo. Si, no quedan dudas que las fotos fueron generadas por los ojos de él, que como conocedor del lugar generaba un foco natural en la imagen, él producía la mejor toma.
Me alejé un poco, me dejé de generar tanta interferencia, respiré profundo, creo que nos generábamos cierta asfixia, recorrí un poco más la plaza y era el momento de retratar la Iglesia, desde la plaza primero, incluyendo a Belgrano también y sin saberlo cuando voy a hacer la toma definitiva, “El Hombre de la Bicicleta” nuevamente, rumbeaba hacia la puerta de la Iglesia, como paradojas del destino, ambos habíamos hecho unos minutos de tiempo antes de ingresar a ella, él a la Misa Matinal de un Domingo de Pueblo, yo para conocer una diferente y con mis ojos transportar y compartirlas imágenes con ustedes.
Él dejó su bicicleta apoyada contra la pared e ingresó, yo intercambié unas palabras con una señora que estaba buscando un hombre quien leyera un texto, será usted me dijo, pero no, se acercó otra persona, del lugar, quien haría la lectura, le di mi información del blog para que la compartiera con su gente e ingresé, retraté con respecto su interior y en silencio me retiré.
No hay dudas, sin quererlo, sin buscarlo, Él, nuevamente, sentado en uno de los últimos bancos de la Iglesia de Inmaculada Concepción, apareció en mi foto, recién me doy cuenta en casa de dicho suceso.
Las cosas, no son porque sí, siempre hay una persona en mis viajes fotográficos, hoy este Hombre de la Bicicleta, solo, que asistía a misa en búsqueda de la palabra de Dios.
A mi salida todos en su interior, ella y una decena más, de bicicletas apoyadas en la pared esperando en la puerta, solas, libres, al cuidado del Señor y de la Fe de su Gente  para su regreso a casa con sus Dueños y yo despidiéndome de todos con mi final retrato, y Dios acompañándonos a todos  deseándonos una Vida mejor.

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic