sábado, 26 de mayo de 2012

Dr.Rescatista de Colibríes


 Ayer a la tarde feriado, me propuse fotografiar unos colibríes en mi planta de Aloe Vera que tengo en el Jardín, me fui a la terraza, puse al cuello mi cámara y me tomé de toda la paciencia del mundo para hacerlo.


Los Colibríes venían, libaban pero el día nublado hacía que no logre el objetivo, fotografiarlos con buena nitidez. No hay problemas, me dije luego de una hora observarlos, ellos son asiduos a mi jardín, se para otra oportunidad.

Esta mañana, charlando por teléfono, observo con asombro que un ave entra a mi local, cuando lo distingo, era un colibrí. Me puso nervioso al instante, porque sé que ellos al volar hacia arriba buscando la claridad le es dificultoso salir de recintos cerrados. Terminé mi comunicación telefónica y me puse el traje de rescatista. Experiencia ya tenía de una oportunidad anterior con éxito.


Primero, ante todo, fui a buscar una escalera de pintor, la de dos hojas. Lo veía volando contra el tubo fluorescente y para que no se dañara lo apagué. Se posó sobre un ventilador de techo.


Fui en búsqueda de mi cámara que tenía preparada de la tarde anterior y le realicé tres tomas, una volando y dos apoyado descansando. De a ratos nuevamente volaba y chocaba su cabecita contra el cielo raso, yo me quedaba quieto para pertúrbalo lo menos posible.
 Lo vi un poco más cansado apoyado nuevamente en el ventilador, puse la escalera debajo y cuando mi mano estaba a cinco centímetros voló hacía un artefacto. Pongo la escalera en el nuevo sitio, sin suerte. Volando él hacia otro lugar.


Lo dejo, él vuela y se posa, repetidamente hasta que veo que se amarra en el artefacto del tubo fluorescente cabeza abajo. Uy, ahora o nunca, me dije. Puse la escalera, subí y lo capturé, con mis manos lo más delicadamente posible.


Me acerco a la puerta, abro mis manos y asustado casi no se movía, si hubiera tenido alguien con una cámara lo hubiera casi fotografiado en mis manos. Hasta que de repente voló, y voló como unos cien metros hasta que lo perdí de vista.


Agradecido él me dejó de recuerdo una plumita en mis manos, ahora pienso con calma, no será el certificado o titulo de rescatista de colibríes. Segunda oportunidad con éxito.






Al medio día salgo al jardín, algunos de ellos ya estaba de regreso o quizás el mismo.






jueves, 24 de mayo de 2012

Luna, Tierra y Sol



Tempranito por la mañana, hora de levantarse, desayunar  e ir a trabajar.
Bueno es observar el cielo y puedo apreciar una pequeña Luna menguante en el Cielo.
Pensé rápidamente, que mejor momento para intentar retratar a la Luna y al Sol juntos.



 Entre las 7:34 AM y 7:51 AM realicé una serie de fotos, quiero compartir solamente tres a título informativo, como ustedes pueden observar, muy pequeño resulta el tamaño de la Luna, la única forma de incluir a ambos Astros en una sola imagen.
 La distancia focal fue de apenas 26mm, normalmente las Lunas las fotografío con 200 mm. Sirve para testimoniar dicho instante y además un bello paisaje al amanecer, un poco diferente.

domingo, 20 de mayo de 2012

Tierra Colorada


Llegamos a San Pedro por una preciosa ruta puesta a nueva, la Ruta 14, la que conocemos como la Ruta del Mercosur y que mucho ya he hablado sobre ella en otras oportunidades.


Y en San Pedro, llegamos a las Puertas del Cielo, no hay dudas. Pedimos la llave e ingresamos a “El Camino del Paraíso”, como paso a llamar a la Ruta 14 en ese último tramo, hasta Bernardo de Irigoyen.

Por más que ese rojo flotando en el aire se parece más al fuego del Infierno.


Unos  100 kilómetros en construcción, aún de Tierra Colorada, que con la seguía, cualquier camión que circula levanta una tremenda polvareda, como las que vemos en las televisaciones de los Rally a través del desierto.

En este caso los Oasis son generados por Pinos Paraná y no por las palmeras, por más que alguna de vez en cuando podemos apreciar.


El un punto intermedio, se encuentra el mencionado Parque Provincial Cruce Caballero, en el margen oriental a unos 7 km de la ruta.

Una ondulante ruta, con subidas y bajadas, esquivando piedras van recorriendo los cerros misioneros en su último tramo.


Ya están manos a la obra los trabajadores para la concreción del último tramo, suerte la mía que la puede recorrer casi en estado natural, apoyando las ruedas sobre su tierra como lo hacían mis tíos hace décadas cuando transportaban madera por la zona.
Faltó un chaparrón para vivirla con más dramatismo y poner a prueba la destreza del conductor para recorrerla. El barro colorado lo pude atravesar en un pequeño tramo, otro día, en los caminos de la colonia, por lo que tiznado color sangre de la tierra regresé.

viernes, 18 de mayo de 2012

para mí…“Eterna Presencia”

de la Gente de Glew ...


 SONETO
"ETERNA AUSENCIA"
Mención especial" en el Certamen Literario "Sueños y Letras 2009" de Glew
Por César Fabián Monzón
Martes, 16 de agosto de 2011

GRIS PLOMIZO SOBRE MÍ,
LLUEVE FRÍO EN ESTOCADAS;

AUSENTE Y SIN LLAMADAS:

TU PARADERO PERDÍ.




 EN VANO ME CONSUMÍ

DEVORANDO MI COARTADA,

LAS RESPUESTAS ENSAYADAS
CON LANGUIDEZ DESOÍ.

Y TE MIRABA SIN VERTE,

CON LA HEMORRAGIA SEVERA

DE AQUEL ANSIA DE TENERTE;



COMO NIÑO QUE AÚN ESPERA
A ESA MADRE QUE VIL SUERTE

LE ARREBATÓ EN PRIMAVERA.

CÉSAR FABIÁN MONZÓN

1de Febrero de 1967-15 de mayo 2012

jueves, 17 de mayo de 2012

Cuando ir a trabajar es un placer


Todos los días estos trabajadores se suben a su camioneta, camión o tractor para ir a trabajar al monte, pero previamente deben pasar lugares con tanta belleza, que placer se debe sentir cada instante del recorrido.


Este es un recorrido pequeño de uno de los campesinos, pero si nos ponemos a recorrer la mayoría de los caminos de los demás, seguramente disfrutarán de un paisaje similar, quizá un arroyo, quizá subidas y bajadas más pronunciadas, algunos caminos más pedregosos.


Sin lugar a dudas todos rodeados de un verde bosque, de pinos reforestados o de monte natural, unos limpios para poder caminar entre ellos, otros con altos pastizales entremezclados de ortigas gigantes y flores silvestres.


Algunos caminos que nos permiten ver el sol u otros a los que solo acarician algunos rayos de luz.


Cada uno genera figuras diferentes, para ser retratados a cada paso, todos con la firma de la Madre Naturaleza.


Algunos, los memorizamos y queda impregnada la imagen en nuestra retina de por vida que creemos que cuando regresemos la podemos encontrar con los ojos cerrados, pero el monte, la selva actúa y se mueve a diario y al año siguiente generó una nueva panorámica.

Cuando se termina de trabajar, el regreso, luego de mover ramas, de limpiar montes, de cargar camiones, habiendo sudado y seguramente algunos golpes, con sus ropas impregnadas de un maquillaje color rojo punzó, gajos del oficio y sin lugar a dudas agotados.

Ya en el regreso, esa renovación, esa recuperación, ese recreo visual nuevamente y con ganas de que un nuevo día comience para hacer ese recorrido.
Muchos, soñarán una y mil veces esos fantasiosos caminos durante la noche con la cabeza pegada a la almohada y se creerán que ese colchón de hojas es su colchón de lana.
http://rickyglew.blogspot.com.ar/2011/03/el-el-impenetrable.html 

martes, 15 de mayo de 2012

Puerto Rico

Parroquia San Alberto Magno

















 Costanera de Puerto Rico, Balsa amarrando en el puerto que permite el paso a la Republica del Paraguay












Imágenes de la costa Paraguaya



Un Brasilero Radicado en Puerto Rico, un bello balneario a un par de kilometros de la Ruta 12


viernes, 11 de mayo de 2012

Radares en la Selva


La Provincia de Misiones y su gran variedad de arboles, tiene uno emblemático, el Pino Paraná. Desde tiempo atrás él es protegido y no se pueden talar aquellos de gran antigüedad, solo los sembrados en la actualidad.




Estos ejemplares se encuentran censados, lo que hace que ante la tala de alguno sea sancionado el propietario que lo efectué.




En esta entrega les muestro imágenes de Pinos ubicados a la vera de la ruta 14 al norte de la localidad de San Pedro y los que se encuentran en el Parque Provincial Cruce Caballero, recuerdan el Caña Fistula de mil años, en el mismo lugar. En este caso los pinos no son de tanta edad, pero se estima que son de 300 años de antigüedad, perímetros son mayores a los  cuatro metros.




Una altura de unos 30 metros, quizá más, imposible determinar mirándolos desde abajo, es muy engaño hacer una aproximación real, solo comparar lo pequeño que resultamos nosotros parándonos a la par.





Su forma de radar en la copa, los hace inconfundibles, los vemos a distancias muy lejanas, son como un Radar en la Selva Misionera.














En la ciudad, más precisamente en mi casa tengo unos de mi edad y son la señal, son la guía, son los viejos y eternos GPS para llegar a mi Hogar de mis amigos y familiares. La dimensión de este es de 1,85 metros de perímetro y una altura de casi 15 m.








Capitulo anterior de Parque Cruce Caballero http://rickyglew.blogspot.com.ar/2012/04/mil-anos-de-pie.html

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic