jueves, 19 de diciembre de 2013

Sagradas Calas

Saladillo, Iglesia, Nuestra Señora de Asunción







3 comentarios:

Anónimo dijo...

En el jardín de mi mamá había un rincón con poco sol. Allí crecían las calas. Mi hermana y yo jugábamos con ellas de mil maneras. Podían ser una copa mágica que contenía algo de lluvia o proporcionarnos el "polvo de oro" para convertirnos en princesas. Otras veces, usábamos el pistilo para desgranarlo como un choclo y cocinar para las muñecas (Ahí, mi vieja se empezaba a calentar). Lo peor era si con las uñas escribíamos nuestro nombre en la inmaculada cala. Ahí, ya nos sacaban volando!!! Mis hijas siguieron la tradición y Meli eligió calas para su ramo de novia. Abrazos MR

casas prefabricas en cordoba dijo...

Me recuerdad a la iglesia de mi pueblo....

parapente en argentina dijo...

Las iglesias que tienen tantos años siempre tienen un encanto especial.

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic