martes, 15 de diciembre de 2015

Desapareció la Isla

Siempre regreso, es que soy un cangrejito que repite sus caminos. Es mi signo, en esencia , sin lugar a dudas.
Nunca una vez, siempre dos o tres, porque siempre hay algo pendiente. 
 Y la visita del Club de pescadores de Montecarlo es un ritual. Hasta hoy nunca lo viví inundando y tampoco lo desearía, porque en ese caso alguien estaría sufriendo y no es mi deseo.
 Pero estas escenas, nunca antes, la Isla Caraguatay había desaparecido.
La niebla espesa no me dejaba verla. Mi mirada al sur estaba desorientada, ya no estaba. 
 Unos minutos pasaron y ningún cambio se produjo, apenas si se podía ver la República hermana del Paraguay.
Ya está, me voy a seguir dando vueltas. 
El puerto era mi nuevo destino.
 Cuando llego allí, unos 20 minutos después, apareció, para mi alegría. Ese bello y sabroso pan dulce de la naturaleza se asomaba por encima de las aguas del río Paraná.
Tenía un hermoso decorado entre blanco y gris. Ya no era niebla, era una nube que se había puesto a descansar sobre ella.
Si me quedaba, es seguro que algo diferente me regalaría, pero mejor dejarlo para una próxima visita, me dije querido cangrejito.

2 comentarios:

gladis dijo...

menos mal amigo, no hay peor cosa q ver desaparer la tierra y junto con ella los seres humanos desarraigados, vegetacion y animales, por las represas me refiero. Abrazo y feliz NavidaD!!!!!

Anónimo dijo...

HOLA RICKY, esa isla CARAGAUATAY tiene una superficie de 26 y pico hectáreas- como siempre fue un misterio la cantidad de hectáreas- en el CLUB DE PESCA durante años había un cartel que decía cerca de 50 hectáreas y en el libro de una BISCHOFF de SANATA TERESA- PIRAY habla de 100 hectáreas; nuestra AGRUPACIÓN CAMINATAS fue a pedirle a BERTOLDO SCHEIBER para que haga la mensura con sus modernos equipos y allí salió la nueva superficie, el mayor ancho y el largo. Allá por 1990/2 acompañé a un grupo de ELDORADO PARA PLANTAR FRUTALES PARA QUE TENGAN COMIDA LOS MONOS Y LOS COATÍES. Algo muy interesante lo que escribió la hija del fundador de MONTECARLO-CARLOS CULMEY, con el apodo de TUTZ- GERTRUD CULMEY, en su libro “LA HIJA DEL PIONERO”, su deseo secreto construir sobre “el CERRO DE MONTECARLO UN PALACIO DE MÀRMOL”- con ello recordaba sectores del río RINN en ALEMANIA. Cuando fuimos gurizada en una de las tantas grandes bajantes caminar descalzo desde la costa ARGENTINA hacia la ISLA era todo un acontecimiento. En la parte sur en 1950 se ahogó una niña HOHENSTATT de la línea ATERRADA en una excurción del CLUB de GIMNASIA, la que fue buscada durante 7 días, en cuya búsqueda participó mi hermano WALTER todos los días y tu abuelo CARLOS KIMMICH puso a disposición una lancha con un pequeño motor , el que al final se fundió por el esfuerzo. En esa oportunidad casi se ahogó también BRIGITA MEZGER- BOCHERT- esposa de FEDERICO. En robos de animales de CATALINA WAIDELICH desde el PARAGUAY fue lugar de descanso. Toda una historia interesante, Saludos Juan

EXPO Compartida Proximamente

EXPO Compartida Proximamente
Av. Patricias Argentinas 277

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic