domingo, 7 de agosto de 2016

La Laguna de Epecuén

 A principios de 1800 la laguna ya era famosa por las propiedades curativas de sus aguas debido a que estas poseen una mineralización superior a las de otros lugares del mundo. Cloruros y sulfatos, mediante procesos fisicoquímicos, producen óptimos resultados en enfermedades reumáticas, de la piel, anemias, diabetes, etc. En 1886, el primer análisis de sus aguas, fue a diez años de la fundación de Carhué, 

y fue realizado por un químico italiano quién quedó maravillado
por la riqueza mineral de las mismas y constató que la salinidad era superior en 10 a 1, es decir que, poseía 340 g/L de sales (el mar tiene 32 g/L del mar), 202 g de ClNa, 137 g de sulfato de sodio y 1 g de carbonato de sodio.
Los primeros pobladores y visitantes arribaban al lugar en galeras o diligencias que venían desde Azul, 25 de mayo, y en años posteriores, desde Arroyo Corto, que era punta de riel del Ferrocarril Sud.



Esta gente concurría y acampaba en carpas a sus orillas, maravillados por los comentarios de personas que conocían las propiedades.
Cuenta la tradición, que uno de los primeros visitantes fue el Sr. Piazza, al que le habían recomendado en Italia, baños en este lago. Acampaban en lo que fue el Parque Municipal Insúa Narbaitz. 
 La mineralización del agua del lago Epecuén es casi idéntica a las conocidísimas aguas de Salies de Bearn y de Biarritz Biscours (Bajos Pirineos), cuyas maravillosas propiedades terapéuticas benefician cada año a millones de enfermos". Las aguas del Epecuén por los cloruros y sulfatos que contiene al mismo tiempo en dosis tan elevadas ocupan el primer lugar entre todas las aguas minerales del mundo, cuya composición química ha sido hasta hoy estudiada y confirmada. En la década de 1920 se comienza a vislumbrar un gran futuro para el Lago Epecuén.
Así, varios pioneros y visionarios efectúan obras cuyo fin es dar a los bañistas de Buenos Aires y demás puntos confort y servicios. La sociedad anónima Minas Epecuén fue, junto a Arturo Vatteone uno de los pioneros en la explotación.
En noviembre de 1985 los excedentes hídricos vencieron las defensas en Villa Epecuén inundando el pueblo que tuvo que ser evacuado.


 El lago cubió gran parte del pueblo, que quedo abandonado por décadas.
Los primeros anegamientos ocurrieron hacia el año 1977. Como solución se implementó la construcción de un "tapón" en el canal Ameghino, a la altura del arroyo Huascar, pero la violencia de los torrentes que circulaban por el canal lo destrozaron en repetidas oportunidades.
Estos textos fueron copiados de Laguna Epecuén pueden contener algún error.

3 comentarios:

marta leonor Puey dijo...

La nostalgia y la tristeza transformada en arte. Excelente trabajo Ricki Kimmich

marta leonor Puey dijo...

La nostalgia, el dolor y la tristeza, transformada en arte. Excelente trabajo Ricky Kimmich

Laura Jakulis dijo...

Hermoso trabajo!!!!! se viene el libro!!!!

EXPO Compartida Proximamente

EXPO Compartida Proximamente
Av. Patricias Argentinas 277

Ingresá a Foto del Día: Imperdible

Ingresá a Foto del Día: Imperdible
Ingresá a Foto del Día: Imperdible

El Laberinto de la Vida

Iguazú

Mi Foto tapa de Revista

Mi Foto tapa de Revista

Tuvicha III ( cliqueando en la imagen acceso a la publicación )

Expo

Expo

FX 35mm

FX 35mm
No se lo pierdan, muchas imágenes

Mis Fotos en el National Geographic

Mis Fotos en el National Geographic
Mis Fotos en el National Geographic